Sin embargo las caidas nunca han parado a medida que la bienes repuntaba